miércoles, 15 de febrero de 2012

Infralove

Y bien... llegó el día... no ha sido tal cual un día especial, más bien... parece un día como cualquier otro... ir a la escuela, regresar, comer, estar... y el... por allá en sus pensamientos.
Espero que esté pensando en mi... se que lo hace...
Me hubiera encantado pasar con el este día, no matarme haciendo la rutina al doble por los chocolates que me comí ayer, estar cerca de el, sentirlo conmigo y abrazarlo... decirle al oído: "te amo, gracias por este año tan mágico"
Pero estamos aquí, victimas de las circunstancias, tratando de vencer a la tentación que implora gritando un chocolate que no le daré... parecen cupcakes... .___.
FELIZ ANIVERSARIO AMOR DE MI VIDA! 
Si... un año... qué rápido no?
Me acuerdo que justo ahora hace un año salíamos de moshi moshi, después de haber comido... recuerdo que jugábamos con nuestros cabellos en el metro... y al llegar a nuestro lugar, te tomé de la mano y no te solté por un buen rato, empezamos a sudar y lo único que atinaste a decir fue que era lógico... "el calor de las manos hace vapor y se convierte en sudor" Te miré raro por que... a la luz de aquella luna tu sonrojo se notó... al llegar a la colina...de aquella mochila roja que aun usas sacaste esa taza, el primer regalo que me diste
 Tu tuviste la fortuna de ir al concierto de mi banda favorita, siempre te he detestado por eso... siempre quise ir... y lo único que pudiste hacer fue regalarme tu taza... que hoy contiene muchos recuerdos, cosas pequeñas sobre nosotros.
Me tiré en el pasto de nuestra colina, en aquel entonces faltaba muy poco para que fuera nuestra... tu también te acostaste y ambos miramos aquella luna.
De pronto quedamos frente a frente... te sonreí y te dí una caricia en tu roja roja, bien roja mejilla.
Sin pensarlo dos veces, te incorporaste un poco y me besaste, con el beso más dulce que mis labios han recibido.
Solo tu pudiste crear ese inmenso y gran amor en mi en tan poco tiempo.
Hasta que un policía llegó y nos corrió por que sin darnos cuenta... ya eran cuarto para las 9.
Pero no nos importo, me empujaste hacia la reja y seguiste besando y besando...
-Me dejas quererte?
-Eso me toca a mi-dijiste algo sofocado- quieres ser mi novia?
Fue como una cálida caricia a mi corazón... y aun con esa lágrima dije que si a lo mejor de la vida.
Pasaron los días y caímos enfermos... recuerdo esa desesperación por vernos, nos hacia pelear, a punto de terminar estuvimos, pero pronto nos recuperamos y nos vimos de nuevo...
Pasaron muchos meses, nuestras primeras experiencias, nuestras primeras peleas, me regalaste rosas, girasoles, somos un par de niños enamorados y perdidos uno por el otro.
Empezaron a correr los meses, cada uno con su toque especial, jamás perdiste ese toque que lo convertía todo en algo hermoso, brillante y sublime... he haz hecho la chica más feliz.
Con altibajos, con sufrimientos y algunas lágrimas... todo ha ido bien y se que  así será, solo contigo quiero pasar mis días... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario