domingo, 17 de agosto de 2014

I'll let you know just how much you mean to me.

:(
Yo me siento un poco triste.
Primeramente por que no pude escribir nada el jueves como había prometido.
Segunda, por... que... el tema de hoy es agridulce. 
Ayer fue el día más emotivo de toda mi vida.
Mis ojos me arden hoy aún de tanta lagrimita que se me escapó ayer luego de dejarla.
Ayer, pasé mi último día en el año, con la chica más bella, más linda, la que nunca me ha abandonado.
¿Por qué el último?
Por que ella se va lejos... muy muy lejos por un tiempo y desgraciadamente no puedo acompañarla. 
Durante 6-7 años ella ha sido mi salvavidas, ella ha sido más que eso, incluso ha sido para mi la única persona con la que me gustaría estar.
Ella se va y yo me quedo, pero... que puedo hacer al respecto. (SAD FACE)
No todo es tristeza, después de todo se va para ser mejor, y ha prometido que regresará (y no tiene permitido mentirme :3 )
Ayer tuvimos un buen día.
Nuestros días comienzan con un latte y un frappe, cupcakes y lemon (o-O)

Yo deseo más que cualquier otra cosa que ella siempre esté sonriente, así que por nuestro bien (y el bien de nuestro día juntas) le di fin a una escena que trataba de comenzar... una escena de... ahhh... celos .___.
Fuimos a relajarnos un rato a la alameda sur, había danzón de fondo y el clima era propio para tomarnos muchas muchas fotos!

ATENCIÓN, SE AVECINA UN BOMBARDEO DE FOTOS





Ella es una de las pocas personas en la faz de la tierra que puede hacerme sonreír.
Ella es mi mejor amiga de toda la vida, una de las personas por las que lo daría y dejaría todo.
Es ella quien me escucha y yo la escucho y sanamos nuestros corazones a base de dulces, té y tapioca.
Yo siempre estaré para ella y ella para mi, por que siempre estaremos juntas, ni tierra ni mar ni nada podrá separarnos.
Ella siempre me dio su mano.
Ella es el Fr de mi erard.
Somos Demolition Lovers.
Se que voy a extrañarla... pero también se que cuando pueda volver a verla... todo estará bien.
Esta tarde, no hubo compras exhaustivas, solo hubo compañía, mucho cariño y una que otra lágrima.
Me despedí de ella con una sonrisa, esperando que tenga un gran viaje.
Se que es el modo en el que le gusta verme, siempre hace hasta lo imposible por verme sonreír.
Te prometo que no lloraré, puedes prometerlo tu también?


Hasta la próxima! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario